alt

Dice la Biblia que desde la Creación, Dios unió hombre y mujer para amarse, defenderse y acompañarse durante su existencia.

Sobre lo anterior, ideas van y vienen, nacen, florecen, agonizan y mueren, no sólo en nuestra cultura, también en otras conservadoras o liberales y todo sigue igual, el matrimonio persiste, es una realidad.

Porque en el enlace matrimonial está el principio y el final lógico de una existencia que aspire a llamarse inteligente, seleccionando amorosamente una compañía para decirle ante Dios y el mundo entero: Te acepto como eres, en salud o enfermedad, en fortuna o desgracia, jurando fidelidad y amor hasta que la muerte los separe.

En este sacramento tan hermoso unieron sus vidas el 29 de enero de 1943 Don Fidel Vázquez Serrano y Doña Zenaida de la Torre, procreando 17 hijos que aparecen en la gráfica.

En el orden acostumbrado, sentados de izquierda a derecha: Alma Dolores, María Magdalena, Doña Zenaida de la Torre, Don Fidel Vázquez Serrano, Nancy Feliciana y María del Carmen.

De pie, en la fila de enmedio: Jorge Fidel, Gregorio Hilario (hijo de Gregorio, ya fallecido), María Luisa, Manuel, Óscar Marcelino y José Luis.

En la última fila: Rubén, Anselmo, José Hilario, Eduardo, Héctor Damián, Fidelio Rey y Juan Ignacio QEPD, quien no aparece en la fotografía.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales