Entre añoranzas, reflexiones, música, poemas y risas los Bohemios de la Academia festejaron al socio fundador de la misma y excelente amigo, Profr. Salvador Garza Inocencio, el viernes 7 de enero.

Cada quién a su manera le expresó su amistad, y con su presencia, su fidelidad al grupo, detalle que agradeció el ameritado maestro con elocuentes palabras extraídas de las profundidades de su corazón.

Cumpleaños del Profr. Salvador Garza Inocencio

De píe se brindó por el año nuevo, por este mundo hermoso, enmedio de tanta contaminación provocada por nosotros que debemos buscar ansiosamente la limpieza del alma y el espíritu, como se buscaba en el desierto el oasis en los cuentos infantiles, expresó palabras mas palabras menos el Doctor Salvador Treviño Cuevas.

Agregando a su comentario el deseo de una felicidad extrema para sus amigos dejando a la mayoría suspirando en espera del elixir milagroso, que regrese la añorada juventud para hacer realidad las legendarias contiendas referidas, para culminar declamando del padre al hijo en honor, al distinguido escritor.

Porque además es socio fundador y secretario de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo, y su presidente, Profr. Santos Noé Rodríguez, poseedor de una expresión oral extraordinaria, le dedicó la obra de Mario Benedetti “Milonga de la vejez”, que me voy a permitir reproducir para rematar la nota.

La velada continuó y como si hubiera viajado en el antiguo tren de Matamoros o Villaldama, según sus propias palabras, arribó Don Leonel Garza González, contagiando su alegría, saludando con las realistas palabras: “Son puras bendiciones para mi los comentarios anteriores a mi persona”.

Dejando entrever con lo anterior su membresia en la Academia de la Lengua Viperina, popular organización de intelectuales que sesionan en conocido restaurant de la capital del estado y cuyo lema es: “Hablamos mal del presente, pero más mal del ausente”.

Continuando con su fuerte, que es la poesía, sin faltar el chascarrillo, la chispeante anécdota con el recuerdo de personajes muy queridos como Don Guadalupe Villarreal “El agradable”, en presencia de su hijo Carlos, para dar paso al infaltable pan y la sal.

Milonga de la vejez

Los años pasan y pasan
la vida se pone vieja
tengo surcos en la frente
y una verruga en la oreja.

Los sabios de poca monta
predican sin muchas ganas
pero sus graves anuncios
casi siempre son macanas.

No todos los veteranos
son de la misma autoría
hay viejos sobresalientes
y viejos de porquería.

La experiencia sirve de algo
Y ese algo tiene precio
conviene no confundir
el rigor con el desprecio.

Los años pasan y pasan
y los pies se van cansando
hasta que el cuerpo pregunta
caballeros / ¿hasta cuándo?

Acordarnos de los años
a veces nos hace mal
lo mejor es que archivemos
la vejez en el morral.

MARIO BENEDETTI

  Profr. Santos Noé durante su intervención
El Profr. Santos Noé Rodríguez pronunciando el texto de Benedetti.

   Leonel Garza González
Don Leonel Garza González y el festejado.

Dr. Salvador Treviño
Dr. Salvador Treviño durante su participación.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales