Vikingos

El domingo 15 de enero de 1978, los Vikingos de Bella Vista y los Aztecas de El Ayaleño se enfrentaron para definir el campeonato invernal de beisbol en una serie final a ganar 3 de cinco juegos, iniciándola en la tierra de los Ayala con doble juego y terminándola en el parque Gilberto Garza donde se coronaron.

En el primero los pupilos de Hilario Vázquez desataron tremenda ofensiva de 12 imparables, 2 de ellos de 4 esquinas del center field Alfonso Buentello y del receptor Celso García para superar a los anfitriones por 13 carreras a 2.

Además, destacaron con el bat, Polito Cavazos quien cubrió las paradas cortas, Enrique Flores el prado izquierdo; y el emergente Benito Pérez quien remolcó 2 carreras con single con la casa llena.

Adelaido Ramírez García cubrió toda la ruta para acreditarse la victoria que, entre paréntesis, no perdió ningún juego en el torneo, pues Lalo trabajó las 9 entradas, se enfrentó a 33 bateadores, le pegaron 7 hits, uno de ellos de cuatro esquinas de Rogelio Ayala en la cuarta entrada, su control estuvo excelente, no concedió bases por bolas, golpes ni wild pitches, y su cuadro le jugó impecable; Américo González cargó con la derrota.

En el segundo encuentro, los Aztecas tomaron temprana delantera de 3 carreras con cuadrangular de Ventura Ramos llevándose por delante a Rogelio Ayala y posteriormente timbró Prisiliano Chapa en la misma primera entrada que agarraron frío a Toño Ramírez mas no pudieron sostener la ventaja y cayeron por score de 4 carreras a 3.

La primera anotación de los aguerridos Vikingos cayó en el tercer episodio, Lalo Ramírez ancló en la inicial por pifia del parador en corto, llega a la intermedia con sacrificio de Porfirio "El Chiqui" Martínez y Polo Cavazos lo trae a la registradora con incogible (el segundo de los 3 que conectó).

En el cuarto rollo las acciones se pusieron al rojo vivo con hits ligados de Poncho Buentello, Lalo y Toño Ramírez se empató a 3 carreras el encuentro que se decidió en la séptima con oportuno de Jaime Herrera quien mandó a la goma a Polo Cavazos con la carrera del triunfo.

Antonio Ramírez cubrió todo el trayecto aceptando 5 hits, 2 de Rogelio Ayala, otro par de Prisiliano Chapa y el jonrón de Ventura Ramos; además regaló 2 pasaportes, ponchó a 2 y nuevamente el equipo se lució a la defensiva sin error.

El decisivo se celebró con un gran ambiente de parte del público que llenó el parque Gilberto Garza terminando la pizarra 6 carreras a 5.

Sabas García subió al motículo por los de casa y no sacó un solo out fabricándole los Aztecas 3 carreras con 4 hits, 2 dentro del cuadro, una base y un error, las otras 2 anotaciones fueron a la cuenta de Toño Ramírez quien entró al rescate permitiendo en las 9 entradas 6 hits, 2 carreras, una transferencia y dejó con la carabina al hombro a 2.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales