Profr. Otoniel Arrambide VillarrealDicen que recordar es volver a vivir, a regresar nuestra vista al pasado, a hacer un recuento de nuestras metas alcanzadas, de nuestras alegrías, tristezas y fracasos que al pasar del tiempo se convierten en valiosas y ricas experiencias y enseñanzas que van moldeando nuestra personalidad. Estas ideas transitan en forma tranquila por mi mente después de recibir dos reconocimientos por haber cumplido el pasado mes de septiembre, cincuenta años como maestro en forma ininterrumpida desde el año de 1963, cuando me inicié en la Escuela Primaria "Raúl Rangel Frías" de Sabinas Hidalgo, siendo profesor del grupo de tercer grado "A" el cual estaba integrado por 37 alumnos (23 niñas y 14 niños) entre los que recuerdo con mucho cariño y aprecio: Rosa Ma. Martínez Cárdenas Ma. del Mar Garza Román Carlota Arrambide Martínez

“Oh pueblo que le dio fama y origen a la industria en Nuevo León”. La Fama de parajes y sitios pintorescos. Desde Ábregos, Rivero, Cantú Treviño, Sánchez, Calderón y González. La de lugares de descanso y recreo veraniegos. Donde Alfonso Reyes jugó de niño. Donde confluyen vecinos procedentes de la villa de Santiago, Parras, Arteaga, San Jerónimo, San Pedro, la sierra, la Leona y Santa Catarina. Donde vivió Morones Prieto. La del sindicato que gobernó Santa Catarina entre 1952 y 1976. Si otros municipios presumen ser la cuna grupera de Nuevo León, aquí fue donde todos los grupos saltaron a la Fama. La de los bailes y fiestas interminables. Si algo distingue a sus habitantes, es la capacidad de participación y exigencia políticas. Y en eso tuvo que ver el profe Efraín Díaz. La Fama tuvo hermanas: la Fama Montañesa de Tlalpan, la Estrella, el Porvenir, la Aurora y la Leona. Donde se acumularon los primeros capitales que apostaron a hacer de Monterrey la capital industrial de México. Si otros lugares preparaban enchiladas y tacos, en la Fama hacían las tortillas y tostadas para los antojitos mexicanos. La de los tacos de harina que se venden en la Burrolandia. La que sufrió por tener servicios públicos. La de vialidades que no tienen camino y se cierran. Aquí el desarrollo urbano se hizo entre el río Santa Catarina y el camino de los Saltilleros. La polifacética y culta que tiene cercanas a la UDEM y a la prepa 23. Si los emperadores y sacerdotes mexicas hablaban en el templo mayor, los políticos o quienes dicen serlo, deben hablar o vienen a hablar en Fama.

José Castellanos MaldonadoLeyendo a algunos compañeros de páginas que escriben acerca de vivencias principalmente de su niñez y juventud, vinieron a mi memoria recuerdos que se remontan allá por el año 1952, cuando ingresé al primer año en la escuela primaria “Profr. Margarito Martínez Leal”.

Podemos situar al municipio de Pesquería desde algunas perspectivas. Está a menos de 35 kilómetros al noreste de Monterrey pasando Apodaca a través de la carretera a Miguel Alemán. La opción que no falla y casi todos la saben: está un poco más allá del aeropuerto internacional Mariano Escobedo al cual se llegan por dos formas: por la avenida Miguel Alemán por la cual se transitan avenidas y calles correspondientes a Monterrey, Guadalupe, San Nicolás de los Garza y Apodaca. O bien, sale uno con rumbo a Reynosa y en la primera caseta de cobro de la autopista, se tiene la opción de salir con rumbo al aeropuerto internacional, del cual se dice la mitad de los terrenos corresponden a Pesquería y no toda su totalidad pertenecen a Apodaca.

José Castellanos MaldonadoPara nadie es un secreto que en Nuevo León quienes tienen la sartén por el mango en lo que al PAN se refiere, son los miembros de la llamada neocúpula, entre los que figuran preponderantemente Zeferino Salgado, Raúl Gracia y Margarita Arellanes.

Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales