Profr. Salvador Garza InocencioLas serenatas, recuerdo hace muchos ayeres, en el gran espacio abierto que se encontraba entre los “Colegios” es decir, esa explanada entre las escuelas “Manuel M. García” y “Teresa R. De García” hasta allí llegaban dos o tres camiones de redilas, tenues luces iluminaban el evento, en forma lenta y ordenada íbamos subiendo a las enormes cajas de estas unidades eran las nueve y media o diez de la noche, la fecha era nueve de mayo, eramos niños algunos muy pequeños, pero todos habíamos acudido a la convocatoria lanzada por el Director de la Escuela, el profesor Francisco J. Montemayor a quien los habitantes del pueblo llamaban cariñosamente el profesor “Panchito” pues bien, el objetivo era salir a dar serenata, se recorrían las calles del poblado, no había aparatos de sonido, cantábamos: “Las mañanitas” a todo pulmón y nuestras voces no muy timbradas se escuchaban por todos los rincones, recordamos que los camiones se detenían frente al Panteón del Barrio del Aguacate, sí había también que darle serenatas a todas las madres que ya habían emprendido el viaje sin retorno.

Al día siguiente la fiesta para las madrecitas del pueblo, las puertas internas que comunicaban todos los salones de clases de la Escuela “Teresa R. De García” se abrían para dar paso al festejo del diez de mayo. Galletas cremas de nieve y nieve de todos los sabores era la merienda que ofrecía la planta de maestro de los “Colegios” a la madres en su día y por supuesto sin faltar la docta palabra del Director de la Escuela, el Profr. Francisco J. Montemayor con unas brillantes palabras para las homenajeadas.

Pero así está el mundo y estás son “Nuestras Cosas”.

Hasta la próxima.

Garza Inocencio
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales