Juan Omar Hernández LunaEstas palabras formaron el tema consultivo en un programa televisivo dominical nocturno conducido por un experimentado reportero Neoleonés, teniendo como invitados una pleyade de eruditos en la materia educativa en la que destacó la profesora Mirna Salivar de la Sección 50 magisterial, al asegurar que los maestros estamos haciendo nuestro trabajo y un poco más allá de nuestras obligaciones profesionales por las cuales recibimos un salario, aunando nuestra ética natural de ser humano.

Esta interrogante que involucra de lleno al profesorado en general a buscar una solución a la demanda de una sociedad que se esta ahogando en su propia negligencia de hacer valer la autoridad patriarcal y matriarcal en los hijos, delegándola en los docentes que cuando quieren corregir al alumno son ellos los padres mismos quienes ponen el grito en el cielo reclamando que solo ellos tienen derecho a corregir a sus retoños, maniatando la autoridad del mentor para que éste se repliegue y solo cumpla con un horario evitando así emproblemarse por algo que aunque quiera no podrá realizar, educar. Un niño donde en su casa su madre es golpeada por su papá el querrá hacer lo mismo de grande; un alumno que es obligado a mentir cuando llega el abonero a su casa, él mentira con gran facilidad; un párvulo que ve fumar a su padre día y noche, él lo hará en su momento cuando caiga dinero en sus manos o tenga amistades indeseables y negativas.

Yo como maestro solo pido una cosa muy simple y muy sencilla que me permita el padre de familia realizar mi labor como docente y RESPONSABLE de enseñar lo planeado según la Secretaría de Educación Pública me ordena a través de sus planes y programas y reforzar los valores que el alumno recibe en su hogar siempre y cuando éstos estén de acuerdo con el buen gobierno de la sociedad.

Prof. JUAN OMAR HERNANDEZ LUNA
Miembro de la AESH



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales