Francisco J. Echazarreta

Fatídico resultóel año de mil novecientos trece (1913) para nuestra país, igual que para nuestra patria chica, Sabinas Hidalgo, Nuevo León. Por Febrero mataron al presidente electo Francisco I. Madero, esto volvió a encender la llama de las discordias en todo el territorio.

Cada parte de nuestro territorio, cuenta con una historia de la revolución. Aquí unos pedazos de historia de lo que aquí pasaba:

Llegaban los rumores de que desde Matamoros, se encontraba fuerzas rebeldes (Carrancistas) haciendo levas, que se les esperaba por aquí, pues tenían pensado venirse por estos lugares, la voz pronto se corrió entre los vecinos, el de que estuviesen preparados para la llegada, un día de agosto llegaron “los Carrancista”… tratando de derrocar al supuesto nuevo presidente Don Victoriano Huerta… La cual era su meta… Eran cientos…. hasta se llegóa contar mas de mil. Llegaron por “El Atajo” cruzaron el pueblo para irse a acomodar en un edificio semi-construido… de un proyecto porfirista, que la revolución truncó, me refiero al antiguo palacio municipal que quedaba en una gran explanada por la antigua calle de Gral. Treviño (Actuales patios del Centro Escolar Manuel M. García y Escuela Teresa Rivera de G.) a partir de ahí, los sabinenses empezaron a nombrar a este lugar como “El Cuartel”… por esa época existía una escuela de niños, cuyo nombre era Teniente Alejandro Hernández en la esquina de Mina con A. Solís.(donde Hoy día esta la escuela Teresa R de García).

Revolucionarios

Cuando los pueblos son asolados por los efectos de una guerra, sus habitantes sufren las consecuencias. Los miedos, traumas… son cargados de por vida. En varias ocasiones mi madre, me platicaba las peripecias, las angustias, los esfuerzos y trabajos que aquellos hombres (revolucionarios) trajeron a la población. Busco a general Agustín… Aquí estoy Pancho, pásale, te mandéllamar mira: dile a la tropa que vamos a “esperar órdenes del centro”, que estamos esperando eso, Sími General… oye y dame los nombres de los que provean víveres y dinero acá en el pueblo…. pa'que nos financien la estancia.

El barrio amaneció alarmado “Mataron a Don Pedro Montemayor” ahí por la calle Victoria… era un vecino que vivía por la calle Cuauhtemoc… Dice Petra que todavía están las manchas de sangre en la calle, vamos a verla… Saquearon la casa del Dr. Román Garza G. ¿Él donde está?… no… se llevóla familia pa Laredo….Jesús has los pozos jondospa'enterrar las monturas y tu Marcelino aquí entre los sillares hazme un joyopa’guardar este morral de monedas, escondansenustedes porque andan haciendo leva.

La iglesia estácerrada… el cura Rodríguez se fue… La economía aquí y en todo el país se había desequilibrado. La gente trabajadora le apostaba “al trueque”, a cambiar las cosas, tengo este bulto de frijol… cámbiamelo por tu puerco… empezaron a circular “los bilimbiques “un billete sacado por los Carrancistas y después extendido a los jefes revolucionarios que emitían sus propios billetes, los cuales, había de todas las denominaciones.

El saqueo y el pillaje abundaban, animales, gallinas, cerdos eran tomados para satisfacer el hambre de la tropa. La comida preparada por mujeres que habían seguido al regimiento… bancos y pizarrones de madera fueron tomados de frente a la escuela para utilizarlos de hogueras y cocinar… la planta alta del edificio era de madera y para estas fechas ya estaba semi-destruida… la matanza de los animales se hacía atrás del cuartel casi entre las calles de Escobedo y P. Díaz… por ahí mismo fusilaron a dos personas… detenidas por no ser leales al régimen.

Hace ya cien años de estos hechos… el pueblo se tiñóde rojo… algunos sabinenses se fueron con los rebeldes, otros ya pertenecían al gobierno, la división de grupos se daba, como se da hoy día, con los partidos políticos… solo que por esos días se daba con pasión de muerte por defender ideales.

Este artículo fue redactado con apoyo de artículos del Prof. Francisco J. Montemayor (nov 2013)



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales