Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío.

Francisco J. EchazarretaA las personas que tenemos el vicio de escribir, nos entristece ver partir a un compañero, a un amigo… lo conocí tras un escritorio de “La Prensa de Sabinas”… lo aborde, el día que le lleve uno de mis apuntes. Lo tomó con calma, lo empezó a leer, casi en voz alta… luego se detenía y hacia sus conjeturas…

Esto es lo que le gusta leer a la gente”.

Le oía decir, entre dientes, luego siguió hasta terminar… luego vi como el Antonio interior, el Toño que se reclamaba a si mismo.

¿Por que no puede uno, escribir así?

Como que el mismo se encerraba en su interior y se reprochaba a si mismo. Con ese simple hecho fue como lo conocí, después fueron años de convivencia en las que logre ganarme su amistad, al grado de invitarme a su casa en el barrio del aguacate, ahí alcance a convivir, amenas pláticas con Toño. Con su franqueza y sinceridad del hombre norteño.

Con un carácter introvertido. Se preocupaba mas por el que te enteraras de donde venían sus raíces, que las de las de tu persona. No importa. Me decía de un Bisabuelo aduanal de apellido Acevedo. Repasábamos las historias pasadas, que al igual que a él, a mi también me agradaban. De Don Santiago Vidaurri, de la Meseta de Cartujano que seguido le gustaba ir a Lampazos… en fin

José Antonio Santos Durán va a tener que ser recordado. Por haber dedicado, años de su vida… tal vez más de veinte escribiendo la historia de Sabinas Hidalgo. La cual quedo impresa para ser consultada…Cosecho amistades en el pueblo, seguramente el club de los cafeceros matinales del primo Amado Villarreal T.(Café Royal) lo deben de estar extrañando.

Adiós Toño… solo te adelantaste un poco en el eterno camino, pronto nos re-encontraremos en otros lugares... en otras estrellas…



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales