Profr. Otoniel Arrambide VillarrealA unos cuantos días de celebrar el Día del Maestro y de que un Servidor reciba por parte de la Secretaría de Educación del Estado, el reconocimiento por mis cincuenta años de servicio en la docencia, fluyen por mi mente las frescas imágenes de todos esos benerables profesores de quienes aprendí sus sabias enseñanzas; valiosas herramientas con las que he podido transitar exitosamente por el difícil camino de la vida. Tuve la fortuna de tener grandes maestros, en primera instancia en la Escuela Primaria "Bonifacio Salinas Leal" (hoy "Venustiano Carranza"): Dolores Treviño (1o. y 2o.), Sergio Hernández Cantú (3o.), Saúl Garza Garza (4o.), Abel Silva Silva (5o.) y Silvino Garza Garza (6o. y Director).

En la Secundaria "Profr. Antonio Solís", recibí las gratas enseñanzas de los profesores: Daniel Guadiana Ibarra (Director), Jorge Mascareñas Valadez, Javier Arturo Solís Montemayor, Víctor Alejandro Méndez, Alejandro Chapa Villarreal, Dante Perrone Hernández, Ramiro Muñoz Cantú, Vidala Cervantes Mascorro, Dante Chapa Villarreal, Minerva Cervantes, Alicia Treviño, Romanita Contreras, María Elena Román y Lucila Treviño.

Al ingresar a la Escuela Normal "Pablo Livas", también tuve en suerte recibir la guía, enseñanzas y sabias orientaciones de grandes educadores como lo fue en primer lugar del Director y fundador de esta institución, Eugenio Augusto Solís Guadiana, asi como de : Jorge Mascareñas Valadez, María Elva Solís de Pérez, Javier Arturo Solís Montemayor, Santos Noé Rodríguez Garza, Eduardo Sanmiguel Quezada, Rosa Norma Morton, César Guadiana, Abiel Mascareñas Valadez, Víctor Alejandro Méndez, René Higinio Alcorta y Dante Perrone Hernández.

A todos los recuerdo con mucho cariño, respeto, admiración y sobre todo con el mas profundo de los agradecimientos por todo lo que hicieron por mi y por tantos y tantos estudiantes, ya que los triunfos en mi vida es el resultado de su esmerado trabajo educativo de todos estos excelentes educadores sabinenses poseedores de una gran vocación de servicio, por eso se dice y con mucha razón que Sabinas Hidalgo es tierra de grandes maestros.

Desde esta columna elevo al cielo mis oraciones para que nuestro Dios eterno, tenga en su santa gloria a mis queridos maestros que se nos han adelantado en el camino hacia la eternidad y a los que todavía nos acompañan en esta vida, les deseo de todo corazón un feliz "Día del Maestro", deseando que lo disfruten y que Dios les conceda mucha salud y muchos años mas de vida en compañía de sus estimadas familias.

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas HIdalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales