Profr. Otoniel Arrambide VillarrealDespués de la repentina y trágica muerte de la "Diva" de la Banda", la Sra. Jenni Rivera; los diversos medios de comunicación dieron a conocer los pormenores de aquel fatal accidente aéreo donde perdiera la vida esta gran señora de la canción a la edad de 43 años. De esa información proporcionada se llega a la conclusión de que esta malograda y extraordinaria cantante, ya presentía su muerte en un corto tiempo, pues hacía apenas unas cuantas semanas que le había dejado una carta en un sobre cerrado a su hermana Rossie para que la diera a conocer después de su fallecimiento; además por ese mismo tiempo interpretó una canción titulada "Cuando muere una Dama", cuyas primeras letras dicen:

Pongan atención mi gente
les tengo una petición
parecerá diferente
al escucharla en mi voz
les cantaré mis deseos
al dejarme en el panteón
también las mujeres mueren
y yo quiero celebración...

Así como ella, otros artistas presintieron sus muertes al grabar melodías que hacen alusión a sus próximas partidas a la eternidad. Entre esos casos encontramos a "El Charro Inmortal" Jorge Negrete que evocaba su muerte al grabar la canción titulada "México lindo y querido" que en uno de sus versos expresa:

México lindo y querido
si muero lejos de ti
que digan que estoy dormido
y que me traigan aquí...

Fue cumplido su deseo al morir en el mes de diciembre de 1953 en un hospital de la ciudad de Los Angeles California, a consecuencia de una una cirrosis hepática a la edad de 42 años, trayendo sus restos mortales a la ciudad de México donde fue sepultado al son de los mariachis quienes lo despidieron con sentidas melodías, entre ellas la de "México lindo y querido".

Otro de los casos es el de "Ídolo de pueblo", el gran Pedro Infante quien en varias ocasiones manifestó a sus amistades su deseo de morir joven para que sus admiradores recordaran su imagen en esa etapa de su vida, cumpliéndose su deseo al morir en un accidente aéreo en la ciudad de Mérida Yucatán, el 15 de abril de 1957 a los 39 años de edad, en la cúspide de su extraordinaria carrera artística, atrayendo su muerte con la melodía "Que me toquen las golondrinas":

Que me toquen las golondrinas
porque me voy lejos, muy lejos
hace tiempo la que yo quiero
se fue muy lejos, se fue de mi...

Digno es de mencionar también la muerte presentida por el llamado "El Rey del bolero ranchero", el inolvidable yaqui Javier Solís quien muriera la temprana edad de 35 años después de una intervención quirúrgica un día del mes de abril de 1966 y quien cantaba con mucho sentimiento sus canciones, muy en especial aquella que se titula "Si Dios me quita la vida", la cual inicia así:

Si Dios me quita la vida antes que a ti
le voy a pedir que concentre mi alma en la tuya
para evitar que pueda entrar
otro querer a saborear lo que es tan mío...

Esto es solo una muestra de como estos famosos personajes presintieron sus muertes a través de tristes y dramáticas canciones, pero seguramente a muchas otras personas les ha sucedido lo mismo al comentar o realizar los preparativos necesarios para cuando en un futuro muy próximo se despidan de este paraíso terrenal.

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales