Profr. Otoniel Arrambide VillarrealEn el año de 1836, siendo Presidente de México el Gral. Antonio López de Santa Anna, decide ir al frente del ejército mexicano para sofocar aquella rebelión de los tejanos dirigida por Sam Houston y estando en la posibilidad de obtener una importante victoria militar, hace caso omiso de las recomendaciones de sus más cercanos colaboradores quienes le aconsejaban realizar el ataque durante la noche para caerle por sorpresa al enemigo, prefiriendo en cambio pasar la noche acompañado de una bella y escultural mulata, cómplice de los gringos quienes aprovechando esta debilidad de Santa Anna, lo toman prisionero en el acto, amenazándolo de muerte, por lo que en presencia de Sam Houston decide firmar los "Tratados de Velasco", esto a pesar de que estaba enterado de que el Gral. mexicano Filisola iba en camino para brindarle el auxilio adecuado y frenar aquella acción la cual marcó la primera mutilación del territorio mexicano al perderse el estado de Tejas.

Después de este penoso acontecimiento, Santa Anna es derrocado y desterrado a Cuba, y desde entonces el nombre de Tejas se le cambió la letra "j" por la "x", quedando como actualmente se escribe: TEXAS.

Ocho años después, en 1844 asume el poder como Presidente de los Estados Unidos el C. James K. Polk y después de trece meses de haber tomado el poder se le ocurre la idea de enviar a México a John Slidell, llevando como oferta la compra de California y Nuevo México.

El entonces Presidente de México, José Joaquín de Herrera, no solo rechaza la oferta, pues además ni siquiera recibe en palacio nacional al enviado estadounidense. Santa Anna que se encontraba desterrado en Cuba, al enterarse de lo anterior, le envía una comunicación al Presidente James K. Polk, utilizando como mensajero a Fernando Atocha, haciéndoles las siguientes ofertas y peticiones: a).- Cómo atacar y debilitar a México a través de un bloqueo marítimo en Veracruz, b).-La forma de como atacar la logística para el surtimiento de armas y alimentos del ejército mexicano. A cambio de tal información, Santa Anna pide veinte millones de dólares, ofreciendo además una rápida rendición cuando él, llegue al poder.

Aunque el Presidente Polk quedó asombrado de como alguien puede ser tan bajo para vender vilmente parte de su Patria, de todas formas lo apoya para que retome el poder de su país por convenir a sus intereses y lo deja pasar a través del bloqueo establecido a Veracruz desde su exilio en la isla de Cuba.

Aunque ya para 1846, los gringos ya nos habían quitado Texas, no respetan los "Tratados de Velasco" y se desplazan hacia la ciudad de Matamoros, dando inicio a una sangrienta guerra entre ambas naciones.

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales