Profr. Otoniel Arrambide VillarrealDurante sus inicios como corredor, hubo de pasar por muchos sacrificios dada su precaria situación económica, llegando inclusive a correr descalzo, pero su amor por el deporte lo hizo seguir adelante cosechando importantes triunfos a pesar de las adversidades, es así que un día que se disponía a correr como integrante del equipo de relevos de 4X400 metros planos en el Parque Acero de la Fundidora de Monterrey en el año de 1956: equipo integrado por los profesores Benito López Valadez y Manuel Pérez Camacho, completando la cuarteta Carlos Viejo y el propio Simón Cervantes: se daba el caso que este último cerraría la carrera y observando su entrenador Profr. Víctor Alejandro Méndez que no traía los zapatos especiales para correr por no tener el dinero para comprarlos, le sugirió que cuando concluyera la participación de su compañero Pérez Camacho, éste se los prestara y así fue como cerró en forma por demás relampagueante aquel relevo en la ciudad capital ante el asombro y algarabía de la multitud allí reunida.

Resultaría muy extenso relatar en forma detallada todas las actividades en las cuales participó este extraordinario atleta sabinense a quien lo recordamos cual veloz saeta que con sus ágiles, veloces y poderosas piernas, rompía la atmósfera de las diversas pistas donde competía ante la admiración y reconocimiento de propios y extraños. Como muestra de ello me permito extractar algunos pasajes de su variada y amplísima trayectoria deportiva. Es así que de 1960 hasta 1963 participó en la mayoría de las pruebas de carreras que se realizaron en la ciudad de Monterrey, destacando el año de 1961 en la cual ganó la totalidad de las pruebas donde participó. En el año de 1959, fue protagonista en la carrera de campo traviesa de 8 kilómetros celebrada en Monterrey, partiendo del Parque Acero, recorriendo varias calles de esta ciudad y del vecino municipio de Guadalupe, para concluir la carrera en el mismo punto de partida, obteniendo el primer lugar e imponiendo nuevo récord al cronometrar 36 minutos con 2 segundos. En el año de 1962, vuelve a participar en esta importante prueba de resistencia y para sorpresa de todos vuelve a ganar rompiendo su propio récord al parar el reloj en 35 minutos con 34 segundos: es por ello que en el presente año de 2012, se cumplieron 50 años de que este ejemplar y maravilloso corredor, rompió su propia marca, recibiendo por tal acontecimiento las felicitaciones y el merecido reconocimiento de todas sus amistades y familiares, quienes vemos en él, al hombre récord, al deportista amigo, al sabinense ejemplar y humilde que con su esfuerzo, perseverancia y tenacidad, supo escribir una gloriosa página en la historia del deporte de este querido municipio de Sabinas Hidalgo, tierra que ha dado mujeres y hombres ilustres que como Simón Cervantes Gutiérrez, han sabido poner muy en alto su nombre y ser reconocido a lo largo y ancho de nuestro país.

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales