Un hijo ilustre de Santa Catarina, tal vez uno de los mejores alcaldes que ha tenido nuestra municipalidad, es Manuel Ordóñez. Al poco tiempo de morir, su nombre le fue impuesto a la antigua calle a Monterrey, también conocida como camino de los Saltilleros y desde 1935 la carretera a Saltillo. En 1982 Juan Francisco Caballero, siendo alcalde de Santa Catarina le cambió el nombre a la calle principal. En lugar de Manuel Ordóñez le pusieron Fidel Velázquez. Hubo quien se opuso, pero frente al poder temporal de tres años que tienen nuestros alcaldes, no se pudo. Para empezar, obviamente don Fidel no era de Santa Catarina. Ya en 1988 siendo alcaldesa la señora Tere García recibió una propuesta de parte del señor Jesús Salvador Esparza quien como regidor solicitó cambiarle su nombre a Manuel Ordóñez. Muchos de los regidores tuvieron miedo, excepto la señora Tere y el señor Esparza, quienes lograron finalmente que el cabildo determinara regresar el nombre de Manuel Ordóñez a la avenida principal de la cabecera de Santa Catarina.

Manuel Ordóñez nació en Santa Catarina, N.L. el 19 de enero de 1858. Por tradición oral sabemos que vio la primera luz en una casa situada en la esquina de Manuel Ordóñez y Zaragoza, frente a la plaza principal. Fue el quinto hijo de Norberto Ordóñez Rocha y de María Cecilia de Luna. De acuerdo a un estudio de Hildebrando Garza, los padres procedían de Mazapil, Zacatecas. En 1872 murió don Norberto quien había llegado a Santa Catarina en la década de 1840, ocupando importantes cargos en diversos cabildos; por lo que la familia compuesta por Juana María, Petronila, Trinidad, Jerónimo y Manuel quedando al cuidado de su madre. Entonces la familia se hace cargo del comercio que atendía su padre. Manuel cursó la primaria en la vieja escuela municipal y luego debió atender el negocio situado frente a la plaza principal.

Para Manuel Ordóñez, el año de 1884 fue decisivo: murió su madre y contrajo matrimonio con Eulalia Treviño, de cuya unión nació José de la Luz. Sus hermanas Juana María y Petronila se habían casado con Julián Treviño y Andrés Garza respectivamente. En 1888 Manuel fue elegido alcalde, cargo que repitió en 1890, 1894,1899, 1900, 1904 y 1907. Al enviudar, en 1892 se casó con Salomé Campos y tuvieron tres hijos: Pedro, Manuela y Mario. Como alcalde se realizaron obras como la introducción de la línea telefónica, la construcción del cementerio, la remodelación del palacio municipal así como el apoyo a la instrucción pública. También fue en varias ocasiones presidente de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina. El 30 de diciembre de 1908, al mediodía, murió don Manuel de una congestión cerebral. El duelo fue muy concurrido y hasta fue cubierto por la prensa de la época. En la década de los veinte, a la calle llamada de Monterrey se le cambió de nombre para honrar la memoria de Manuel Ordóñez. Existe la tradición popular de que en la casa de sus padres se hospedaron Benito Juárez y Guillermo Prieto en 1864. De acuerdo a don Nieves Rivera, don Manuel Ordóñez vivió en la calle Zaragoza, entre Guerrero y Juárez.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales