Dr. Antonio Guerrero Aguilar
La identidad nacional está formada por el conjunto de elementos históricos, sociales y políticos que le dan sentido al nacionalismo mexicano...

Dr. Antonio Guerrero AguilarLa identidad nacional está formada por el conjunto de elementos históricos, sociales y políticos que le dan sentido al nacionalismo mexicano. El punto de partida de nuestra mexicanidad está en la época prehispánica, a la cual se le añaden elementos característicos del periodo colonial, tales como el idioma español, la religión católica y la pluralidad étnica conformada por la presencia de españoles, indios y africanos. Es cuando las diferencias étnicas dividieron a la sociedad colonial, en castas, donde españoles, criollos, mestizos, indios y otros subgrupos raciales derivaron una pluralidad étnica y a la vez cultural.

Para la sociedad colonial, el único punto de cohesión fue la religión católica, considerada como el elemento fundador del nacionalismo histórico. Mientras que la lengua castellana fue el instrumento de difusión y transmisión de los valores, costumbres y modos de vida de la cultura occidental. La construcción de la nacionalidad fue una necesidad para darle sentido y referencia a la patria. Como principios de aquellos que nos dieron patria. Existe una relación de símbolos que interactúan en el plano de los valores y los conocimientos, tales como el escudo, el himno nacional, la bandera, que nos llamados símbolos patrios. Lo nacional emerge de un pasado histórico y la nación emerge de un mundo social y simbólico. Para ello se requiere de una identidad nacional.

La identidad nacional es la visión común de la sociedad, propuesta por la sociedad dominante en una época determinada y que es compartida por todos. Contempla el modo de desarrollo socioeconómico y la búsqueda de construcción que legitima dicho modelo: lenguas, usos, costumbres y sistema religioso.

Cuando México se independizó de España en 1821, se conformó un proyecto de nación basado en los valores de la clase criolla dominante. Se tomaron rasgos culturales y símbolos que enarbolaron los dirigentes, quienes hicieron posible el surgimiento de México como país independiente.

Las referencias se plasmaron en la historia de los acontecimientos políticos y militares, en las biografías de los dirigentes que se hicieron héroes nacionales. En las fechas significativas se aglutinaron ideales comunes de festejos y remembranzas.

Las normas y leyes constituyeron y dieron sentido jurídico y político a la nación y que fue formulaba en la constitución de 1824. Pero obviamente la historia la escriben los vencedores: al principio los criollos, que el grupo más ilustrado, formuló un patriotismo basado en la exaltación del pasado prehispánico, el odio a los españoles peninsulares, la devoción a la guadalupana y en la relación armónica entre la iglesia y el estado. Así surgieron las bases de identidad histórica. Durante la reforma, los principios liberales de democracia política, la igualdad económica y la equidad jurídica quedaron integradas en la constitución de 1857. Mismos que se reflejan e cierta forma en la revolución de 1910 y la promulgación de nuestra carta magna en 1917.

La identidad nacional es un proceso cultural que nos incumbe a todos, por eso es necesario reflexionar críticamente sobre ello, buscando los puntos de referencia que nos identifican como una unidad y comunidad nacional, para definirnos racionalmente como mexicanos, con el objetivo de darle sentido a nuestro ser y quehacer nacional.

Es importante estudiar nuestras raíces para saber de donde venimos y a donde vamos, quienes somos y porque lo somos. Nos da conciencia personal y de grupal. Nos hace sentirnos orgullosos de nuestro pasado y lo compartimos y manifestamos con quienes nos rodean. Pero siento que nuestra identidad está siendo amenazada. De una u otra forma, la globalización y otros aspectos neoliberales, nos quitan los rasgos culturales, cuando esos rasgos propios son los que deben de ser palanca de desarrollo y crecimiento nacional. Por ejemplo, cada vez más nuestro mercado nacional se inunda de productos extranjeros. Y ahí nos sale lo malinchista: preferimos lo otro a lo propio. Pensamos que lo hecho en México es marca “chafamex”. De igual forma, los medios de comunicación, imprimen, impactan y transforman los hábitos, costumbres y forma de ser del mexicano, que copian estereotipos extranjeros y los representan en diversas manifestaciones culturales.

La mexicanidad integra una serie de aspectos culturales propios de los mexicanos, representada en símbolos y signos y se vive en la pluralidad: interacción grupal, social y étnica. La cultura no solo se caracteriza por sus contenidos (conocimientos o valores) sino también por el sistema de nexos según el cual, dichos contenidos se organizan en una concepción global de la realidad y que éstos nexos permiten a los sujetos culturales, organizar los datos desde su propia experiencia, para hacerlos legibles, comprensibles y valuables, podemos decir que las configuraciones de identidades son construcciones históricas, como procesos que delimitan al universo, al mundo de la vida y viceversa.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales