Dr. Antonio Guerrero Aguilar

El padre del federalismo mexicano, José Miguel Ramos Arizpe nació el 15 de febrero de 1775 en el Valle de las Labores de la Nueva Vizcaya, después conocida como San Nicolás de la Capellanía, actual municipio de Ramos Arizpe, Coahuila. Fueron sus padres Juan Ignacio Ramos de Arriola vecino de Saltillo y de María Lucía Arizpe Fernández de Castro, descendiente del fundador de la hacienda de San Juan Bautista de la Pesquería Grande, actual Villa de García, Nuevo León.

Dr. Antonio Guerrero AguilarEl padre del federalismo mexicano, José Miguel Ramos Arizpe nació el 15 de febrero de 1775 en el Valle de las Labores de la Nueva Vizcaya, después conocida como San Nicolás de la Capellanía, actual municipio de Ramos Arizpe, Coahuila. Fueron sus padres Juan Ignacio Ramos de Arriola vecino de Saltillo y de María Lucía Arizpe Fernández de Castro, descendiente del fundador de la hacienda de San Juan Bautista de la Pesquería Grande, actual Villa de García, Nuevo León.

Desde muy temprana sintió inclinación por el estudio, por ello fue matriculado para estudiar en el recién fundado Real y Tridentino Colegio Seminario de Monterrey en donde aprendió latín, humanidades, filosofía y teología, concluyendo sus estudios en el Seminario de Guadalajara, ordenándose sacerdote en la ciudad de México el 9 de enero de 1801. De regreso a Monterrey, se ganó la confianza del entonces obispo Primo Feliciano Marín y Porras quien lo distinguió con cargos de responsabilidad en la diócesis.

Pero pronto surgió entre ellos una animadversión, debido al carácter rebelde e inquieto de Ramos Arizpe, fue enviado en 1805 a la Villa de Aguayo del Nuevo Santander para hacerse cargo de la parroquia. Siguió preparándose en el estudio, por lo que en 1807 viajó a Guadalajara en cuya universidad obtuvo la licenciatura y el doctorado en derecho canónico. De regreso a su diócesis, pensando que le iban a enviar a una parroquia de renombre, fue nombrado párroco del Real de Borbón. De nueva cuenta compite por un curato más importante en el Nuevo Reino de León, pero al no conseguirlo, se refugia de en los estudios de manera autodidacta, por lo que en 1810 marchó a la ciudad de México para presentar su examen para alcanzar el doctorado en derecho.

El 29 de enero de 1810, el Consejo de la Regencia que gobernaba España a raíz de la aprehensión de los reyes de España, durante la invasión napoleónica, convocó a integrar unas cortes, por lo que el ayuntamiento de Saltillo, al saber que podía proponer un represente para las mismas, lo nombra para que acuda a España. Ramos Arizpe vio esa salida como una oportunidad para aplicar las leyes y la teoría de ambos derechos que había aprendido a lo largo de su vida. Salió de Veracruz rumbo a España, llegando al puerto de Cádiz en febrero de 1811 enfermo de fiebre amarilla, de la cual se recupera para participar activamente en los trabajos legislativos de las Cortes de Cádiz.

Mientras que los principales jefes insurgentes eran aprendidos en Acatita de Baján, camino a Monclova, el 21 de marzo de 1811, comenzaron los trabajos en pleno de las sesiones de las Cortes de Cádiz. En esas reuniones presentó su célebre informe en torno al estado que guardan los teritorios de las Provincias Internas de Oriente el 7 de noviembre de 1811, exigiendo el establecimiento de las diputaciones provinciales, se pronunciaba a favor del municipio libre, solicitó la apertura de una universidad en Monterrey y de un colegio real en Saltillo.

La famosa contitución de Cádiz fue proclamada el día 19 de marzo de 1812, día de San José, razón por la cual a la carta magna se le conoce como la Pepa. Pero el 10 de mayo de 1814, las cortes fueron disueltas por el Rey Fernando VII, por lo que los legisladores fueron perseguidos y encarcelados. Don Miguel Ramos Arizpe permaneció hasta 1820 en la Cartuja de Ara Christi de Valencia, España, hasta que una revolución encabezada por Rafael de Riego restituyó la constitución de 1812 y los legisladores recuperaron su libertad. Fue tanto el respeto que se ganó Ramos Arizpe, a tal grado de que consiguió que don Juan de O´donojú fuera declarado virrey de la nueva España en lugar de Juan Ruiz de Apodaca. Ramos Arizpe regresó a México después de casi 11 años de ausencia. Llegó a Altamira, Tamaulipas a fines del año de 1821. Luego se trasladó a Saltillo en febrero de 1822, en donde permaneció por poco tiempo, pues consiguió que lo nombraran de nueva cuenta representante por Coahuila, siendo uno de los principales opositores del imperio de Iturbide que pregonaba ideas absolutistas.

Al iniciarse el Congreso Constituyente el 30 de octubre de 1823, Ramos Arizpe fue nombrado representante por Coahuila. Se dice que por ese tiempo, Ramos Arizpe había conocido a Esteban Austin, el promotor de los colonos norteamericanos en Texas, quien se dio tiempo para participar activamente en la vida política del México Independiente. Corre el rumor que Austin tuvo mucha influencia entre los constituyentes que preparaban la Carta Magna en 1823 y que precisamente Austin redactó en inglés un proyecto de constitución federal para México, en la cual conjuntó elementos de las constituciones de los Estados Unidos y de Cádiz. Además propuso el sistema presidencialista y estableció una ley para remover al presidente de su cargo por violación a la Constitución o a las leyes, por malos manejos de fondos o crímenes de alta traición. El proyecto también creaba las secretarías de estado y del despacho como colaboradoras del poder ejecutivo. Posteriormente se lo entregó a Ramos Arizpe quien fue uno el principal promotor del sistema federal que la nación aprobó el 3 de octubre de 1824.

Inmediatamente comenzó la rivalidad entre Ramos Arizpe de Saltillo y el padre Mier de Monterrey. El primero apoyado por las logias yorkinas y el segundo por las escocesas. El primer profederalista y simpatizante del sistema político norteamericano y el segundo un férreo opositor del sistema, pues el padre Mier decía que ese sistema no podía aplicarse en México, porque en los Estados Unidos había unido lo que estaba organizado en trece colonias autónomas. Finalmente triunfó la postura de Ramos Arizpe.

Ramos Arizpe fue nombrado ministro de Justicia y Negocios Eclesiásticos durante la presidencia de Guadalupe Victoria entre 1824 y 1828. En 1830 fue nombrado ministro plenipotenciario en Chile con el cual buscó un tratado de Amistad y de Comercio y al año siguiente consiguió el nombramiento como deán de la Catedral de Puebla. En 1842 fue nombrado de nueva cuenta diputado por Coahuila pero no aceptó. Falleció el 28 de abril de 1843 en Puebla y en 1974 sus restos fueron exhumados para llevarlos a la Rotonda de los Hombres Ilustres en México.

En 1850 el Congreso del Estado de Coahuila, decide que el antiguo Valle de San Nicolás de la Capellanía lleve el nombre de su ilustre hijo, el Padre Miguel Ramos Arizpe. En vida se le conoció de distintas maneras: el chantre, el chato embrollón, el comanche. Acusado de regionalista y de buscar todo lo mejor para su tierra y en especial para Saltillo. Sin duda alguna, uno de los personajes más importantes y relevantes de nuestra historia de México y de la región noreste. Prueba de ello, es que a fines del 2008 vino una delegación procedente de Cádiz que promueven en toda América, el bicentenario de la promulgación de la Constitución de Cádiz.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales