José Castellanos Maldonado

Llegó diciembre y, con él, la alegría, el bullicio y el ambiente tan especial que se siente y se respira en esta temporada, sin contar con que por estas fechas muchos coterráneos, que viven o trabajan en otras ciudades, incluso del extranjero, regresan al terruño.

Esto es fácil de detectar, simplemente viendo como se incrementa el tránsito vehicular y el flujo de gente en las calles y en comercios, amén de que hay más fiestas, reuniones familiares y bailes.

Obviamente, esto puede dar lugar a que ocurran algunos accidentes o incidentes que, de un momento a otro trastocan el estado de ánimo, pasando de la alegría a la preocupación, y aún a la tristeza, pues alguno de esos incidentes o accidentes pueden terminar de manera trágica.

Por eso, nunca está de más recomendar prudencia, sobre todo al manejar o consumir bebidas alcohólicas, debiendo tener muy presente que todo. exceso es malo.

Y aunque muchas personas, en lugar de alegres, el mes de diciembre los pone melancólicos, principalmente al recordar a seres queridos que se adelantaron en el camino, la compañía de familiares y amistades les puede brindar un consuelo y resultarles muy gratificante.

Aprovecho la ocasión para expresarles a todos los lectores de “Semana Regional”, y en general a todos los sabinenses, una Feliz Navidad y un próspero año 2014, esperando que éste sea pleno de felicidad, y sobre todo que Dios les siga concediendo y conservando la salud.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales