José Castellanos Maldonado“Tenemos una gran responsabilidad ante Gobiernos autoritarios que se quieren preservar, como los Gobiernos del PRI, que son los mismos de siempre, ya los conocemos, es el PRI de siempre, el PRI que significa deuda, el PRl que significa inseguridad, el PRI que significa lejanía con la ciudadanía”.

Lo anterior fue declarado por la Alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, en un evento celebrado en Ciénega de Flores, el cual se puede enmarcar dentro de las actividades proselitistas emprendidas por la edil regiomontana con la mira puesta en la gubernatura de Nuevo León.

Pero la arenga de Arellanes, que hace 20 o más años se hubiera tomado de distinta manera, en la actualidad, y luego de haber visto el desempeño de Gobernadores, Alcaldes y hasta dos Presidentes de la República emanados del PAN, ya no tiene el mismo peso, pues es como si estuviera escupiendo hacia arriba, o para decirlo más claro, es como si estuviera describiendo a cualquier administración panista, incluso la suya.

En este sentido, basta recordar que durante su gestión, que todavía no cumple un año, Margarita Arellanes ha sido muy cuestionada por diversas causas, entre las que se cuentan una elevada deuda, (Monterrey está entre los municipios más endeudados del país), adquisiciones con notorios sobrecostos, otorgamiento de contratos de manera directa, sin concurso de por medio, opacidad, incumplimiento de promesas y utilización de tiempo y recursos en su prematura labor proselitista.

Así las cosas, siguiendo con la costumbre de los panistas, Arellanes solo ve la paja en el ojo ajeno. El caso es que si no la hace al frente de un municipio, mucho menos tendría éxito al frente del Estado.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales