José Castellanos Maldonado

Afortunadamente, las predicciones de que en la jornada electoral que se vivió el pasado domingo 7 de julio en 15 estados del país imperaría la violencia, no resultaron ciertas, y aunque ocurrieron algunos incidentes aislados, finalmente no fueron de la magnitud que se auguraban.

Lo que hacía pensar en una jornada violenta para ese día fueron algunos incidentes previos ocurridos en varios estados, que dejaron heridos e incluso muertos.

Obviamente, dado ese clima negativo previo a los comicios, no era descabellado pensar que la violencia podría presentarse durante la jornada, lo que afortunadamente no ocurrió (aunque el abstencionismo nuevamente hizo de las suyas), pero sí hizo que algunos Gobernadores y las propias autoridades electorales solicitaran o hicieran ver la necesidad de que el Gobierno apoyara con el envío de tropas militares y federales.

Como ya se ha vuelto costumbre, los resultados en algunos estados y municipios no dejaron contentos a los perdedores, y, como ocurre en estos casos, partidos y candidatos apelaron a otras instancias buscando revertir la voluntad de los electores expresada en las urnas.

Respecto a la alternancia, que también se está volviendo común, se supone que ello obedece a que la ciudadanía mantiene viva la esperanza de un cambio, y si ve que las autoridades emanadas de equis partido no dan el resultado esperado, en la siguiente elección votan por otra opción.

Desgraciadamente, con sus raras excepciones, las cosas siguen prácticamente igual sin importar el partido en el poder, lo que ha dado lugar al descontento de los ciudadanos, quienes ya no hayan para donde voltear.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales